Blogumulus by Roy Tanck and Amanda Fazani

+A| A| A-


Desde la edad del cobre, en el 4.500 a.C., el oro ya resultaba un metal sagrado. Según la civilización griega y romana, los dioses estaban hechos de oro: la balanza y el látigo de Zeus o las sandalias de Atenea, había sido forjadas en oro.

Otras culturas, como la judía, el oro era un metal terrenal aunque Moisés quisiera darle un valor divino. El oro se asociaba con la riqueza, la ostentosidad o la avaricia.

El oro empezó a usarse como dinero en Grecia, en la ciudad de Lydia en el 600 a.C. y, sesenta años más tarde llegaría a China. Pero en Europa no lo tuvimos en las manos hasta final del siglo XVI, ya que el oro en el continente era muy escaso, no mucho más de 90 toneladas se tenían por aquel entonces.

Cuando los peruanos de Atahuallpa ofrecieron a los conquistadores españoles un curto lleno de oro y dos de plata, los españoles vieron la libertad y las riquezas que tanto ansiaban. Así decidieron hacerse con todo el imperio. Al final de la conquista, habían conseguido 700 toneladas de oro y la total destrucción del imperio Inca.

Los alquimistas creían que el oro podía prolongar la vida hasta la eternidad y que quien deseara lograrlo debía comer siempre con platos y cubertería de este metal, así adquiriría la cualidad áurea de eternidad

Desde siempre, el oro ha sido el metal más valioso y más preciado por la gente de todo el mundo y quizá por su brillantez y pureza se pensó que era un metal que poseía magia. En la Edad Media el oro dio origen a la alquimia, sus sabios practicantes buscaban, por medio de la piedra filosofal, convertir en él a los metales comunes. Los alquimistas creían que el oro podía prolongar la vida hasta la eternidad y que quien deseara lograrlo debía comer siempre con platos y cubertería de este metal, así adquiriría la cualidad áurea de eternidad.

Fue entonces cuando se comenzaron a tejer supersticiones alrededor del oro, las cuales, hemos de hacer notar, son siempre benéficas. Se dice, por ejemplo, que al frotar un anillo de oro sobre las verrugas éstas desaparecen y se curan para siempre.

También se afirma que si se hacen pasar los cabellos por una argolla matrimonial de oro se da fin a la orzuela. Asimismo, para curar los ojos que tienen “aire” o alguna infección leve, se debe frotar el anillo nupcial nueve veces contra el ojo enfermo. Otras enfermedades oculares sanan haciendo pasar un pañuelo de seda por este anillo, para que adquiera las propiedades benéficas del metal, y frotándolo posteriormente en el ojo 12 veces en la mañana y 12 veces en la noche. Según una variante, una pieza cualquiera de oro puro puede hacer las veces del anillo marital, incluso se considera que portar un trocito de oro atraerá el favor de la fortuna y evitará la formación de úlceras en el cuerpo.

El agua de oro cura el “mal de ojo” en bebés, niños, animales domésticos y ganado. Se debe poner agua de un riachuelo en una cubeta de madera y luego colocar dentro un anillo de oro para que repose por un tiempo; el “ojeado” deberá ser rociado con esta agua y beber tres sorbos de ella.

Otra superstición indica que llevar arracadas de oro en las orejas protege de las enfermedades oculares. Antaño, los marinos creían que con llevar estos aretes no sólo no padecerían de los ojos, sino que jamás naufragarían. Durante la época de la reina Isabel I de Inglaterra, los marinos que llevaban arracadas de oro eran aquellos que ya había dado una vuelta completa al mundo. Se dice, finalmente, que los piratas usaban aros de oro para que cuando murieran hubiera dinero suficiente con qué pagar su entierro.

El corte del muérdago entre los Celtas lo hacia el Druida con una Hoz de Oro (doble símbolo luni-solar) oro es la imagen del Sol y la hoz, la de la luna creciente.

Hoy en día, los niños en la India se protegen con diminutos amuletos de oro. Los crucifijos y cruces de oro que usan los cristianos en la actualidad, son los sobrevivientes de antiguas costumbres paganas de protección.

Es importante observar que cualquier joya u objeto ornamental que lleve oro es un buen canalizador de la suerte.  

En este sentido, se presentan varios ejemplos:

Cuando se necesita la fortuna o suerte en temas financieros, se recomienda frotar un pedazo de oro en la palma de la mano derecha, y en la de la mano izquierda para buscar la suerte en los asuntos amorosos y fidelidad en la pareja.

Cuando se desea ganar en los juegos de azar, se aconseja frotar los billetes de lotería, los resguardos de las primitivas u otros juegos parecidos con un trozo de oro un día antes de su sorteo.

Se trata de frotar con el objeto de oro en forma circular en el sentido de las agujas del reloj sobre el billete de lotería o resguardo, pensando fuertemente que la suerte nos favorezca para mañana.

Hechizo para atraer la fortuna o un empleo:

Necesitas una vela roja, un papel blanco, un manojo de perejil y un objeto de oro. Enciende la vela, coloca el papel blanco frente a la vela y sobre el papel el perejil y el objeto de oro. Ponemos las palmas sobre estos objetos con las palmas hacia abajo y nos concentramos en el empleo que queremos conseguir, mientras decimos las palabras rituales:

Para la fortuna:
Con el poder del oro que resplandece y deslumbra
 pido ahora que mejore mi fortuna
 que así sea

Para un empleo:
Con el poder del oro que resplandece y deslumbra
 pido ahora encontrar pronto el empleo de (nombre del empleo)
 que así sea

Nota: Te recuerdo que la verdadera magia la llevas tu consigo, por lo que debes realizarlo con respeto, mucha fe, y deseando profundamente tu deseo, solo así surtirá efecto el hechizo, es importante, suerte.

BannerFans.com

COMPARTE DONDE QUIERAS
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
DÍAS DE VIDA


ARTÍCULOS


COMENTARIOS
BannerFans.comIMAGEN 215 X 220
BannerFans.com
BannerFans.com BannerFans.com
BannerFans.comConócete mejor y visita tu Horoscopo, haz click en la imagen... BannerFans.com


            

Sígueme en facebook
Sígueme en Twitter
Sígueme en youtube
Sígueme en google+
Sígueme via RSS
Contacta
Únete a la página de tuenti
Añadir a favoritos
Te conjuro, espíritu del Mal, para que no te acerques a este blog, ni a su autor, ni a su familia; y que te alejes de esta medalla de San Benito bajo cuya protección y amparo ha sido colocada; en el nombre de Dios Padre Omnipotente, que hizo el cielo y la tierra, el mar y todo lo que en ellos se contiene. Asimismo, que desaparezcan y se alejen de esta medalla toda la fuerza del Adversario, todo el poder del Diablo, todos los ataques e ilusiones de Satanás, a fin de que todos los que la usaren gocen de la salud de alma y cuerpo. Amén. Así sea.